paleo en forma

Bajar de Peso Y Subir en Salud

IMG_4557

Vivimos en una sociedad obsesionada por bajar de peso.  Pero quizás la mejor definición es que estamos sobrealimentados y a la vez desnutridos.  Consumimos una cantidad de calorías vacías mientras que aportan poca o nada nutrición a nivel celular.

Uno de los principales cambios que se obtienen al optar por el estilo de vida Paleo es el de bajar de peso, y para mí fue uno de los cambios que más me motivó a seguir este estilo de vida.  Sin embargo, bajar de peso no es ni el único beneficio ni el más importante en mi opinión.  Hay personas que sólo a través de protocolos o variaciones de la dieta paleo están controlando o eliminando enfermedades generadas por el sistema inmunológico (lupus, múltiple esclerosis, artritis).

Ahora, hay tantas formas de bajar de peso como estrellas en el cielo.  Que la dieta de la manzana, la del apio, que los ayunos, que píldoras, que la Atkins, que al South Beach, masajes, cirujías y demás.  Las estadísticas son contundentes. Un 95% de las dietas fallan, 8 de cada 10 personas no bajan de peso o bajan temporalmente para después subir aún más del peso original.

Y sin embargo, la lista de países con personas obesas o mortalmente obesas continúa creciendo y peor aún, más y más jóvenes y niños están sufriendo enfermedades crónicas relacionadas al sobrepeso.

¿Y cómo saber si paleo es para mí?  Si usted es como yo y nunca le gustaron las dietas, ni contar calorías obsesivamente, o medir la comida.  Si usted no se tomaría la ¨píldora¨mágica o quiere vivir de café negro por 2 semanas para caber en el vestido, considere paleo.  Si usted disfruta la comida, y mejor aún si es orgánica y fresca este es su estilo de vida.

La industria para bajar de peso promete recetas y atajos fáciles para llegar alcanzar la meta de bajar de peso.  Acá en Paleo en Forma es más como la foto de arriba, es un lindo sendero.  Como cualquier caminata, habrán obstáculos, subidas intensas, bajadas escalofriantes pero la idea es llegar a un balance de salud.  No es el número en la escala el que define quienes somos sino la calidad del viaje de la vida.

 

 

 

 

 

Print Friendly